PLAGA DE ROEDORES

¿Necesita acabar con una plaga de roedores?. En A RAYA® podemos ayudarle. Consúltenos.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LAS PLAGAS DE ROEDORES

CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LOS ROEDORES

Los roedores pertenecen a la familia de los múridos. Se caracterizar por tener dos pares de incisivos de gran dureza que crecen durante toda su vida, motivo por el cual dedican gran parte del tiempo a roer.

Son animales de hábitos nocturnos, siendo los avistamientos diurnos un claro indicativo de exceso de población. Poseen una alta tasa reproductiva (generan camadas numerosas durante todo el año). Aunque ratas y ratones tienen una capacidad de visión muy limitada, gozan de un gran oído y olfato.

¿POR QUÉ ES NECESARIO CONTROLAR UNA PLAGA DE ROEDORES?

Los roedores, además de ser un riesgo para la salud, pueden llegar a causar grandes pérdidas económicas.

RIESGOS PARA LA SALUD PÚBLICA

Desde el punto de vista sanitario, los roedores son un claro riesgo para la salud. Por contacto directo son capaces de transmitirnos enfermedades (leptospirosis, tiña, sarna, hepatitis, etc). Al entrar en contacto con los alimentos, utensilios o superficies donde se manipulen, pueden causar intoxicaciones alimentarias. Este aspecto es de especial relevancia bares, restaurantes y caterings, donde se puede poner en riesgo la salud de un número de personas. 

DAÑOS ECONÓMICOS

Una plaga de roedores puede ocasionar cuantiosos daños. Con frecuencia deterioran alimentos, dañan el sistema de cableado con el consiguiente riesgo de cortocircuito, deterioran falsos techos, etc.

plaga de roedores alimentos roídos

ACABAR CON UNA PLAGA DE ROEDORES

Acabar con una plaga de roedores no es sencillo. Se trata de un serio problema al que rápidamente debemos poner solución.

En primer lugar conviene examinar detenidamente las instalaciones en busca de indicios de actividad para determinar el grado de infestación. Entre dichos indicios están las marcas de paso (rozaduras), materiales roídos, excrementos, manchas de orina, daños en alimentos, huellas, madrigueras, ruidos en falsos techos, etc.

A continuación, es importante determinar cuáles han sido las causas (factores predisponentes) de aparición de la plaga. Por lo general, distinguimos tres tipos de factores predisponentes (deficiencias estructurales, higiénico-sanitarias y de comportamiento). Será esencial corregir y subsanar dichas deficiencias para que podamos acabar con la plaga. De forma complementaria podemos recurrir a trampas de captura (cepos, trampas adhesivas, jaulas, etc.). Como última opción tenemos los biocidas (raticida/rodenticida) que tendremos que manejar con máxima precaución.

Una vez realizadas estas actuaciones, conviene realizar una vigilancia periódica de las instalaciones para asegurarnos que mantenemos a los roedores bajo control.

Puede ampliar información sobre la prevención y control de roedores accediendo al portal web del Ayuntamiento de Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies