CONTROL INTEGRADO DE PLAGAS

En los últimos años, el sector ha ido evolucionando para adaptarse al «Control Integrado de Plagas«. Se trata de un conjunto de buenas prácticas encaminadas a conseguir tratamientos más eficaces, seguros y respetuosos con el medio ambiente.

La legislación ha cambiado, y hemos tenido que pasar en muy poco tiempo de la aplicación sistemática de biocidas, a hacerlo únicamente cuando es estrictamente necesario. 

En A RAYA®, analizamos cada situación en particular, dando la mejor respuesta posible a cada problema de plagas. Consúltenos sin compromiso.

DEFINICIÓN DE PLAGA

Según la Organización Mundial de la Salud, se entiende por plaga a aquellas especies capaces de transmitir enfermedades infecciosas para el hombre, causar daños, pérdidas económicas o deteriorar el hábitat y/o incidir en el bienestar, siempre que su presencia sea de forma continua y esté por encima de los niveles considerados de normalidad.

¿EN QUÉ CONSISTE EL CONTROL INTEGRADO DE PLAGAS?

El Control Integrado de Plagas (C.I.P) es un concepto relativamente reciente, que supone un cambio importante a la hora de enfrentarnos a las plagas. Se ocupa de todos los factores que pueden favorecer la proliferación de una plaga. Cuando hablamos de Control Integrado de Plagas, es importante definir el umbral de tolerancia. Podemos decir que se trata del límite a partir del cual la población que forma la plaga es tal, que sus individuos pueden provocar problemas sanitarios o ambientales, molestias, o bien, pérdidas económicas; es decir, en realidad, es el límite de infestación a partir del cual se puede afirmar que estamos ante una plaga.

En ocasiones las plagas son considerados vectores (organismos que, aun no siendo perjudiciales por sí mismos, presentan capacidad potencial para transmitir enfermedades). La lucha anti-vectorial debe ser aquella estrategia dirigida a mantener la población de especies potencialmente nocivas por debajo del umbral de tolerancia, priorizando, integrando y combinando medidas de gestión ambiental, minimizando la utilización de biocidas.

CONTROL INTEGRADO DE PLAGAS