DESINFECCIÓN FRENTE A CORONAVIRUS | A RAYA®

La desinfección frente a coronavirus es un elemento clave en la lucha que en estos momentos estamos llevando. La rápida propagación del coronavirus SARS-CoV-2, causante del cuadro clínico denominado como COVID-19, nos ha obligado a las empresas de desinfección a establecer nuevos protocolos de trabajo para poder realizar desinfecciones eficaces y seguras, tanto para nuestros clientes como para nuestros técnicos. 

REQUISITOS DE LAS EMPRESAS DE DESINFECCIÓN

Sólo las empresas de servicios biocidas, inscritas en el R.O.E.S.B. para los tipos de biocida Tp2 y Tp4 establecidos en el Anexo V del Real Decreto 1054/2002, de 11 de octubre, por el que se regula el proceso de evaluación para el registro, autorización y comercialización de biocidas, estamos autorizadas a prestar servicio desinfección con biocidas clasificados como de «uso por personal profesional especializado».

SERVICIO DE DESINFECCIÓN FRENTE A CORONAVIRUS

En A RAYA® prestamos servicio de desinfección frente a coronavirus. Aunque corresponde al Responsable Técnico de la empresa de servicios biocidas planificar todo lo que atañe a cada servicio de desinfección, detallamos a continuación los aspectos más importantes a tener en cuenta.

ELECCIÓN DEL TIPO DE DESINFECTANTE

A la hora de planificar una desinfección es de vital importancia conocer el microorganismo al que nos enfrentamos para poder determinar qué biocida es el más adecuado para neutralizarlo.

No todos los desinfectantes son efectivos frente a los virus. Debemos asegurarnos, por tanto, que el producto a emplear es virucida. Dicha información la podemos encontrar, según corresponda, en el Registro Oficial de Biocidas, o en el Registro de Plaguicidas no Agrícolas del Ministerio de Sanidad.

ZONAS A TRATAR

Entendemos por desinfección, según lo indicado en la Norma UNE-EN 16636:2005 de Servicios de gestión de plagas, al procedimiento de eliminación, de reducción o de control de los microorganismos.

En el caso que nos afecta, sería muy pretencioso tratar de conseguir la eliminación por completo del virus en las zonas tratadas. Nuestra función sería por tanto la de conseguir reducir los niveles de virus en las zonas más conflictivas para dificultar su propagación.

Según todos los estudios, este virus tiene ciertas dificultades para transmitirse grandes distancias por vía aérea, siendo más frecuente el contagio a través del contacto directo con personas infectadas, sus secreciones y/o los materiales y superficies que hayan podido contaminar. Aunque no es un virus que aguante mucho tiempo en las superficies, a falta de estudios concluyentes, todo apunta a que puede sobrevivir en las superficies contaminadas varios días antes de inactivarse.

Dadas estas características, los tratamientos de desinfección frente a coronavirus deben ir enfocados a tratar las superficies potencialmente contaminadas y que a su vez pueden entrar en contacto con personas (zonas/elementos de mayor conflictividad). Por tanto, nuestros esfuerzos deben ir encaminados a la desinfección de dichas zonas. Estas zonas/elementos son principalmente: escritorios, pantallas táctiles, sillas, pomos de puertas, grifos, ascensores, barandillas, teclados de todo tipo (ordenadores, datáfonos, mandos a distancia, etc.). 

De menor importancia son techos o superficies inaccesibles dado que el virus raramente entrará en contacto con personas, inactivándose por sí solo con el paso de los días (no podemos precisar más debido a la falta de estudios concluyentes y de que en todo caso depende de muchos factores como pueden ser la temperatura y/o la humedad).

Se recomienda mantener los espacios cerrados con una renovación continua del aire para evitar sobrecarga de concentración de virus en el ambiente.

TIPO DE TRATAMIENTO A REALIZAR FRENTE AL CORONAVIRUS

El pequeño tamaño de los virus nos imposibilita saber qué está contaminado y qué no. Por otro lado, la posibilidad de que las instalaciones hayan albergado a portadores asintomáticos (personas que sin tener síntomas pueden ir propagando el virus sin saberlo) ha de hacernos considerar que todo está contaminado. El tratamiento debe abarcar el máximo posible de la instalación, haciendo especial hincapié en las «zonas/elementos de mayor conflictividad». Cuando por el motivo que sea, alguna de estas “zonas/elementos de mayor conflictividad” no puedan ser desinfectados conviene aislarlas manteniendo un plazo de seguridad de al menos un mes para asegurarnos la inactivación de los posibles virus.

Atendiendo a las consideraciones realizadas hasta ahora, serían apropiados tanto, tratamientos aplicados por contacto directo (trapos impregnados en desinfectante y/o pulverización de superficies) como aquellos tratamientos aplicados de forma aérea (nebulización en frío).

Una vez aplicado el tratamiento es necesario dejar el producto actuar el tiempo indicado en la ficha técnica, respetando el plazo de seguridad establecido. Una vez completada la desinfección pueden entrar los equipos de limpieza extremando las precauciones para realizar las acciones cotidianas de limpieza, prestando especial atención a las “zonas/elementos de mayor conflictividad”.

    desinfección frente a coronavirus

    MEDIDAS PREVENTIVAS DURANTE LOS TRATAMIENTOS DE DESINFECCIÓN

    A la hora afrontar un tratamiento de desinsectación tan importante es protegernos frente al virus, como de los posibles efectos adversos que para nuestra salud pueden tener los productos empleados.

    Corresponde al área de prevención de riesgos laborales junto al Responsable Técnico, determinar el protocolo de actuación, y los equipos de protección individual a utilizar. A modo de resumen podríamos indicar que para las tareas de desinfección se deben utilizar monos y guantes desechables adecuados, gafas de seguridad y máscaras de protección respiratoria.

    Tal y como hemos indicado anteriormente, este virus no se caracteriza por diseminarse fácilmente vía aérea, no obstante, no hay que bajar la guardia, siendo conveniente utilizar máscaras respiratorias de alta protección.

    Consideramos espacios de riesgo muy elevado a aquellos en los que permanecen personas infectadas o con síntomas compatibles con la infección (tos y/ fiebre principalmente). Se recomienda en estos casos extremar al máximo las medidas de precaución.

    ¿PODEMOS CONSIDERAR QUE UN ESPACIO DESINFECTADO ES COMPLETAMENTE SEGURO?

    El que se haya realizado un tratamiento de desinfección no debe hacernos pensar que nos encontramos ante un espacio 100% libre de virus. Por otro lado, tenemos que considerar la posibilidad de que en cualquier momento puede volver a ser contaminado por personas infectadas, asintomáticas o no. Por tanto, aun habiendo realizado una desinfección, es necesario extremar las precauciones. Entre dichas precauciones consideramos las siguientes como las más importantes:

     

    • Reducir al máximo el contacto entre personas (quedarse en casa es por el momento la medida más eficaz para controlar la propagación del virus).
    • Evitar exponerse a “zonas/elementos de mayor conflictividad”.
    • Evitar espacios confinados con alta densidad de personas (p.ej: ascensores, salas de reuniones, restaurantes, etc.).
    • En caso de tener sintomatología compatible con COVID-19 (tos y/o fiebre principalmente) evitar contaminar superficies y/o contagiar a otras personas. En este caso es imprescindible permanecer en aislamiento preventivo durante al menos 14 días (cuarentena). Sólo en caso de que la infección curse con síntomas graves se debe recurrir a los servicios médicos, evitando de esta manera colapsar el sistema sanitario. Recordar también que se debe evitar llamar al 112, siendo el 900102112 el teléfono de información sobre el coronavirus en la Comunidad de Madrid.
    • Lavado frecuente de manos con agua y jabón.
    • Evitar llevarse las manos a la cara (las mucosas son una vía de fácil entrada para los virus).
    • Como medida complementaria, y ante la situación de extraordinaria gravedad en la que nos encontramos, hacemos desde A RAYA® un llamamiento a la calma y al orden, incentivando adoptar por parte de los responsables de los establecimientos el evitar aglomeraciones en sus dependencias, implantando medidas como disminución de aforo y/o establecimiento de turnos de entrada. Todo ello, es inviable sin la colaboración responsable y solidaridad de todos los ciudadanos.

    ¿NECESITA PRESUPUESTO PARA UNA DESINFECCIÓN FRENTE A CORONAVIRUS?

    En A RAYA® disponemos de las autorizaciones y de los medios técnicos necesarios para realizar tratamientos de desinfección seguros y eficaces en todo tipo de instalaciones. Consúltenos.

    Conocedores de que nuestro personal también es susceptible de contagiarse/contagiar, únicamente se realizarán aquellos tratamientos que consideremos urgentes, priorizando la seguridad en su conjunto, sobre cualquier otro aspecto.

    Disponemos además, de tratamientos de purificación del aire basados en la aplicación de ozono. El ozono actúa oxidando los compuestos orgánicos, siendo una excelente herramienta para eliminar olores, reducir la carga microbiana, los ácaros, alérgenos, compuestos orgánicos volátiles, etc. Estos servicios no están exentos de riesgo y únicamente deben aplicarse por profesionales capacitados adoptando las oportunas medidas de prevención. Este servicio está especialmente indicado para oficinas

    A RAYA®

    EMPRESA DE CONTROL DE PLAGAS EN MADRID

    empresa desinfección frente a coronavirus en Madrid

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies